En una forma abreviada puede decirse que  el concepto de hegemonía hace referencia a la lucha a través de la cual unos sectores sociales (que algunos teóricos han denominado clases sociales o fracciones de clase) buscan obtener para sí la doble función de representar el interés general y de detentar el dominio político sobre la sociedad y el Estado. En este sentido, la hegemonía puede entenderse como el momento en que uno de los sectores en conflicto logra imponer una determinada dirección política y cultural al Estado y a la sociedad.

Fuente: Bobbio, 1985, en Medellín Torres, 1997