Se entiende por administración pública a un tipo de esfuerzo humano cooperativo que constituye una rama del Gobierno (ver definición) y cuyo objetivo es la dirección, coordinación  y realización más rápida, económica y completa de las políticas públicas (ver definición) y de los fines públicos. La administración pública es un campo  de la ciencia política (ver artículo “¿Qué es la Ciencia Política?”) y los términos que la designan refieren a: 1) lo operativo, el Gobierno en acción (“administración”); 2) actividades con aspectos monopolísticos que están sobrecargados de coacciones, simbolismos y ceremonias especiales y a ciertas creencias y modos de obrar (“pública”.). Se tiene entonces que toda aplicación particular por parte del Gobierno de una ley general es un acto administrativo. Por ejemplo, el cobro de impuestos, el reclutamiento militar, etc. 

Fuente: Waldo, 1984; White y Wilson en Shafritz y Hyde, 1999.